Aunque el título puede dar lugar a ciertas dudas, no estamos hablando de las pezuñas del jabalí sino de un tipo de pastel. El término es británico y los ingleses lo definen como «un tipo de comida hecha a base de carne, vegetales o fruta cubierto con masa y horneado». Podríamos decir que es una especie de empanada de carne pero al cortar la masa, el interior está muy jugoso. Tanto, que se desprende la salsa del guiso.

Hemos elegido la carne del jabalí pues al ser de fuertes aromas combina muy bien con el masa del pie. Es un plato bastante sencillo pero un poco laborioso pues lleva desde el adobado inicial, pasando por el estofado y el horneado final. Aunque lo hemos hecho individual, se pueden utilizar las proporciones para hacerlo hasta en un molde de tarta. Además, fuera de temporada de caza se puede hacer con otros tipos de carne. El resultado es espectacular.

INGREDIENTES

200 g de carne de jabalí

1 Zanahoria

1 Cebolleta

1 Diente de ajo

Romero fresco

Tomillo fresco

Canela

Enebro

Pimienta negra en grano

200 ml de vino tinto

Sal

AOVE

Masa quebrada

1 Yema de huevo

Higos pasos

Pedro Ximénez

ELABORACIÓN

Comenzamos poniendo la carne de jabalí salada a macerar 12 horas en el vino tinto con el resto de los ingredientes troceados excepto el AOVE, la yema, los higos y el Pedro Ximénez. Pasado este tiempo, en una cazuela freímos  los trozos de jabalí hasta que comiencen a dorarse. Añadimos los ingredientes del adobo, los sofreímos ligeramente, añadimos el vino y dejamos cocer durante unos 40 minutos hasta que la carne esté tierna. Es el momento de retirar la carne, reducir el vino hasta que tome textura de salsa y colar la misma.

Hemos aprovechado para hornear en un molde la masa quebrada siguiendo las instrucciones del fabricante. Le hemos puesto algo de peso en el interior, tal y como se observa en la foto para que no suba.

Cuando esté el molde horneado, lo llenamos con el guiso de jabalí y ponemos una tapa de hojaldre, pintamos con yema de huevo y le ponemos también un trocito de canela a modo de chimenea. Horneamos unos diez minutos a 180ºC hasta que esté hecha la tapa de hojaldre.

Aprovechamos par cocer los higos en Pedro Ximénez hasta que reduzca y comience a caramelizarse.

PRESENTACIÓN

Desmoldamos y ponemos en un plato el pie acompañado de los higos pasos. Aunque esto del pie genera algo de confusión, podemos decir sin ninguna duda que es un plato que dejará huella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies