Si a cualquier aficionado al arte contemporáneo le hablamos de la Rúa Miguel Bombarda de Oporto, de inmediato nos dirá que es la calle de las galerías. Si le preguntamos por la galería Fernando Santos, probablemente nos dirá que es el primer galerista que se instaló en esta calle. Pero si le preguntamos por un sitio para comer nos contestará que el arte sólo alimenta el espíritu. Que para alimentar el cuerpo vayamos a otro sitio. Ahora, Fernando Santos resuelve esta suma de los dos alimentos sin que tengamos que salir de Miguel Bombarda y el resultado no es otro que la Oficina.

Oficina es un espacio que antiguamente ocupaba un taller de restauración de automóviles, donde predominan la madera, el hierro y el hormigón. Conservando ese aire de taller, el espacio se ha transformado en un restaurante donde el arte forma parte del menú. Y no como guarnición sino como ingrediente fundamental de éste.

La transformación del espacio la ha hecho el estudio de Paulo Lobo con un gusto exquisito y se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Obras de artistas como Cabrita Reis, que destaca con una magnífica pieza visible desde la calle en la terraza o el gallego Jorge Perianes entre otros, te hacen sentir como si estuvieses comiendo dentro de una galería de arte.

Más allá del arte plástico encontramos a el artista culinario que no es otro que el reconocido chef Marco Gomes. Como tocallo, lo he seguido desde que lo conocí allá por el 2003 en el restaurante Foz Velha donde ya me sorprendió su sensibilidad al trasladar la cocina tradicional portuguesa a los fogones contemporáneos. Al igual que un gran artista utiliza materiales de primera, Marco no escatima a la hora de buscar el mejor producto, donde hace un guiño a su procedencia del interior de Portugal, ya que le da protagonismo a las carnes pero sin olvidar de que está en una de las ciudades de referencia de la costa atlántica.

En el restaurante encontramos tres espacios bien diferenciados. La planta baja, con mesas amplias y cómodas y una barra alta para el que quiera tomar algo rápido. La parte alta, ideal para eventos y comidas privadas y la terraza, lugar donde tomar el aperitivo o alargar la sobremesa al aire libre.

En esta ocasión estuvimos en la parte de abajo al lado de la cocina, donde se pueden ver los movimientos del equipo de Marco y la sincronización que tienen con la sala, donde disponen de un servicio muy cualificado y eficaz.

Comenzamos con un trampantojo que es un huevo de foie con su relleno fundente sobre tierra.

Seguimos con unas vieiras en su punto exacto con vegetales.

Posta Tramontana en su punto con queso y hierbas tradicionales.

Raciones muy abundantes pero que al ver la pinta de la torrija de postre uno hace hueco como sea.

El servicio de vinos impecable, con una bodega basada en los grandes caldos, algunos de corte moderno que están haciendo en el Douro, sin descartar otras denominaciones y orígenes.

Calidad precio muy buena, para un local que se podría comparar sin ningún complejo con restaurantes de moda de Londres o Nueva York, eso sí, sin el desembolso en Libras o Dólares que eso conllevaría.

Disponen de un atractivo menú diario, aunque mi recomendación es ir a cenar con calma o asistir a una comida temática donde arte y gastronomía se funden hasta no diferenciarse. “Fuck Art Lets Eat” es la pieza de Filipe Marques que nos recibe bajo el mostrador de la entrada. Ahí queda eso, al igual que nuestra felicitación por el 25 aniversario de la galería Fernando Santos y el primero de su Oficina.

El arte está servido. Bom apetite!

Restaurante Oficina – Rua de Miguel Bombarda 282, 4050-381 Porto, Portugal

Tel +351 22 016 5807

Màs información en Turismo do Porto e Norte de Portugal

 

#restaurante #oporto #portugal #porto #chef #restaurante en Oporto #Portugal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies