En Galicia, el pulpo es muy difícil imaginarlo de manera que no sea “A Feira”, es decir, cocido y troceado en un plato de madera con sal, AOVE y pimentón. A pesar de que se han ido extendiendo otro tipo de preparaciones, básicamente se ha modificado el tipo de cocción, pasando los tentáculos enteros por la plancha, horno o parrilla y añadiendo variados acompañamientos como en algunas recetas tradicionales portuguesas. Mención especial merece el pulpo a la Mugardesa, ya que podríamos decir que es una especie de guiso con cebolla y pimientos típica de las Rías Altas. Hoy vamos a ir un poco más lejos y vamos a hacer un guiso de pulpo en salsa de chocolate, que generalmente se usa para caza menor y aves. Si esto lo lee un mexicano podría decir que es una especie de mole muy sencillo pues los moles, además de haber una gran variedad de ellos, son mucho más complejos en ingredientes y elaboración. Un mexicano continuaría diciendo, que aunque la fama se la llevan los gallegos (en muchos casos con pulpo marroquí) que ellos son los terceros productores del mundo de este cefalópodo. En fin, nosotros lo único que podemos decir que a pesar de que pulpo con chocolate suene un poco raro está buenísimo y como podría ser un híbrido entre México y Galicia, por eso del mole, vamos a dejarlo como un “Pulpo Molón”.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

200 g de tentáculos de pulpo ya cocido

1 Diente de ajo

1 Cebolleta

2 Zanahorias

2 Tomates

1 Cucharada de harina de maíz

500 ml de vino tinto Rioja del año

30 g de chocolate 70% de cacao

1 Cucharadita de azúcar

1 Manojo de perejil

1 Hoja de laurel

1 rama de tomillo

AOVE

Sal

Pimienta

ELABORACIÓN

Comenzamos poniendo un poco de AOVE en una cazuela y sofreimos a fuego muy lento el ajo, la cebolleta y las zanahorias muy picadas. Pasados unos 15 minutos añadimos la harina que dejaremos que se dore un poco, la hoja de laurel, el tomillo, el tomate muy troceado sin piel ni semillas y el azúcar. Dejamos que pierda el agua a fuego lento, salpimetamos y añadimos el vino.

Cocemos a fuego lento y una vez que comencemos a tener consistencia de salsa, pasamos por el chino y añadimos el chocolate troceado, el pulpo y lo dejamos a fuego muy bajo hasta que de integren los sabores. Si está muy espesa la salsa se puede echar con cuidado un poco de agua caliente hasta alcanzar la consistencia deseada.

  

PRESENTACIÓN

En un plato, ponemos el pulpo con patatas confitadas en AOVE y luego asadas, con un poco de perejil espolvoreado. Por cierto, al final rallamos por encima un poco de chocolate para mejorar la presentación de este “Pulpo Molón”.

 

#pescado #marisco #guiso

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies