Bajo el título “Fillo do Atlántico” se celebró el único y esperado showcookig para este otoño de la Bodegas Matín Códax, lleno de sorpresas y momentos emotivos que se compartieron con todos los asistentes, que en el día europeo del enoturismo, mostraron su solidaridad donando parte de la entrada para la lucha contra el cáncer de próstata.
Destacar la presencia de los cinco “Fillos do Atlántico”, cocinero, mariscadora, marinero, percebeiro y viticultor, que sin el trabajo de los cuales no sería posible el desarrollo de una “militancia atlántica” como le gusta decir a Iván Domínguez, que en esta ocasión ejerció de primogénito dirigiendo los platos que desarrolló con las materias primas aportadas por sus “hermanos” y con la ayuda de ellos.
Iván, con su estrella Michelin y como Director Gastronómico del grupo Amicalia se rodeó de su equipo más cercano, con los chefs de Alborada, Arallo y sus amigos el panadero Eladio, de Panadería Divina y el Maestro Pastelero y Chocolatero Ariel Mendizábal de Doriel.
Comenzó Rosa, la madre de Iván mostrando la parte más íntima “do seu fillo” contando numerosas anécdotas y la azarosa llegada al mundo de la cocina del Chef.


En primer lugar elaboró un “Rubio guisado con crema de clementinas” que se acompañó con un Albariño Martín Códax Gallaecia 2013. Espectacular comienzo maridando con un vino que suele estar a los postres.


La mariscadora Victoria le ayudó a preparar unas “Fabes de Lourenzá e ameixas de Cambados” que unieron su cremosidad a la del Albariño Martín Códax Lías 2015.


Isidro, el marinero, le ayudó a preparar uno de los buques insignias del menú de Alborada: “Xarda lañada e afumada con agullas de piñeiro, crema de grelos fermentados” donde los sabores ahumados y grasos se fundieron con la madera de un Albariño Organistrum 2013 con un largo y agradable retrogusto.


El arriesgado Joaquín nos trajo su materia prima para el plato “Percebes á sal da alga” que se acompañó de un Abaño Martín Códax Vindel 2013 que estuvo en consonancia con el potente sabor atlántico de los percebes.


Por último, Ramiro, el viticultor, habló de los orígenes de la bodega y con la ayuda de Katia, la enóloga colaboraron con Ariel a realizar un postre, aunque parte de las tarea se la dejó a los comensales. El “Orballo de Martín Códax”, sobremesa muy personal, acompañó perfectamente a un Albariño Martín Códax 2016 con los toques frescos y ácidos del gelé de pera del postre.


María condujo de manera amena y simpática el showcooking y como colofón el director general de Martín Códax, Juan Vázquez, nos presentó Martín Códax Espumoso, con 20 meses de crianza que saldrá por primera vez al mercado antes de Diciembre para deleite de todos los amantes de los vinos de la bodega. Sus elegantes toques de bollería y galleta de mantequilla, que nos recuerdan a un champagne, fueron el complemento ideal del postre y para brindar por las exitosas actividades con las que siempre nos sorprende esta fabulosa y gran familia del Atlántico: la de Matín Códax.

#vinos #restaurantes #coruña #rias baixas #bodegas #coruña #estrella michelin #chef

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies